Skip to content

Los Cautelosos

Municipios PDET – Programa de Desarrollo con enfoque territorial con mayor capacidad estatal.

Los Cautelosos hacen parte de ese grupo de municipios que permiten entender a Colombia más allá del conflicto. A pesar de que históricamente han sido golpeados por el conflicto armado interno, cuentan con las ventajas y retos de tener recursos en un contexto caracterizado por la presencia diferenciada del Estado, lo que no significa que esta presencia sea ideal; todo lo contrario, tienen niveles de capacidad estatal relativamente menores; en unos más y en otros menos, en comparación con el resto del país, pero relativamente mayor si se compara con los otros municipios que se incluyeron en la Muestra Especial 2019.

Se caracterizan por ser poblaciones con altos niveles de violencia relacionada con el conflicto, altos niveles de pobreza, alta presencia de economías ilícitas, entre otros problemas, lo que explica que el Gobierno los haya incluido en el grupo PDET.

19 son los municipios que hacen parte del grupo de Los Cautelosos. Y aunque registran un fuerte impacto del conflicto –el 68 % de los entrevistados reporta tener algún familiar víctima del conflicto– también es cierto que la intensidad del control guerrillero en estos municipios era menor. Una explicación a ese menor control podría ser la presencia estatal; no están del todo fortalecidos, pero tampoco completamente abandonados.

Pero esa capacidad estatal parece no traducirse en mejores condiciones de vida. Los habitantes de estos municipios están poco satisfechos con los servicios públicos, como el acueducto (25 %) y la salud (23 %), y esa inconformidad se evidencia más si se compara con el resto del país (41 % y 21 % respectivamente). Asimismo, el contar con mayores recursos no se refleja en una mejor percepción de la seguridad; por el contrario, la mala situación de los líderes sociales es percibida como parte de la vulneración de la seguridad comunitaria.

No obstante este panorama poco alentador, al compararlos con municipios NO-PDET, Los Cautelosos están significativamente más dispuestos a acciones de reconciliación. Están dispuestos a compartir el espacio laboral con desmovilizados (55 %) y están dispuestos a que los hijos de los desmovilizados estudien con sus hijos (51 %).

La cautela de los habitantes de estos municipios se hace aún más evidente frente al rol de las instituciones en el cumplimiento de sus deberes y a la implementación de los Acuerdos de paz. Instituciones como la Policía no son consideradas como garantes de los Derechos Humanos, y en cuanto al Presidente, no perciben de su parte una importante contribución a la implementación de dichos Acuerdos de paz.

Si a ese escepticismo se le suma la precariedad en varios aspectos de la vida social y económica, la mejor manera de calificar a estas poblaciones es como cautelosas.

En cuanto a la pertenencia o no del municipio a los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial–PDET, el 60 % de Los Cautelosos tiene conocimiento de que son PDET, mientras que el 70 % de Los Esperanzados está al tanto de que su municipio pertenece a los PDET.

La proporción de entrevistados que cree que la Policía Nacional respeta los derechos humanos de los colombianos es menor (33.2 %), en comparación con la proporción que así lo hace en el resto de los municipios (40.9 % en promedio).